140Vistas |  Me gusta

Fat Freddy’s Drop

En esta edición les presentamos a Fat Freddy’s Drop una banda de Nueva Zelanda con varios maories en sus filas.Es un grupo de lo más original que he escuchado desde hace ya un tiempo, me tienen tan emocionado que no he parado de repetir sus discos y aún sin aterrizar por completo todo lo que representan debo compartirles su talento. Ellos son de las bandas más exitosas en la historia de Nueva Zelanda y ya han visitado la Argentina.

Manejan una mezcla de Indie-Dub-electro, jazz, reggae, definitivamente soul que los hace completamente únicos no solo como banda si no como género. La banda es conformada por siete integrantes, tienen un D.J, un trompetista, un Sax, el Vocal, percusiones, guitarra, piano, en fin tienen de todo.

 

Les comentamos datos curiosos que los hacen aún más originales, ellos empezaron a ganar fama por sus show’s en vivo los cuales definitivamente eran un viaje de creatividad y talento. Su capacidad de improvisación es impresionante, incluso suena exagerado, pero todas las canciones de sus discos han sido primero improvisadas en vivo ya después las masterizaron.

Su primer disco Based on a true story se titula así precisamente por el hecho que todas estas canciones fueron tocadas en diferentes conciertos, según declaraciones el disco fue producido en 48 horas bajo un transe de LSD. Esta droga también les da su propio nombre, el Fat Freddy hace referencia a un gato de caricatura el cual era muy criticado pues se decía su comportamiento simulaba a una persona bajo los efectos de esta droga, The Drop es el nombre de su disquera, completamente independiente. De ahí el nombre Fat Freddy’s Drop.

Este disco alcanzo a ser el más vendido en Nueva Zelanda en el 2005 que fue la fecha de lanzamiento, críticos empezaron a hacer ruido llamando a esta banda “lo más prometedor desde The Clean”.

 

Su segundo disco tardo 4 años en ser grabado, pero es la misma dinámica, es una recopilación de la música improvisada en los conciertos, el nombre es Dr. Boondigga and the BW el cual es el nombre de ciertas personas dueñas de grandes disqueras que los han intentado comprar, pero contiene canciones de más de diez minutos y aún así no la sientes es como si te llevaran con ellos a su viaje y este te hace parte del momento, incluso cuando ya se acabó la canción.

 

El disco contiene fuertes connotaciones políticas así como declaraciones de inconformidad social, los cuales los han hecho aún más populares pero no precisamente tan aceptados.

La voz de Joe Dukie es definitivamente irremplazable, el introduce ese toque de soul, reggae, con un impacto que puede llevarnos a recordar hasta a Bob Marley, en entrevistas el afirma que sus influencias son meramente nacionales ya que él representa el sonido y voz desde las tribus Maori hasta la población entera de Nueva Zelanda.

 

El trabajo de Fat Freddy’s Drop es tan reconocido que mujeres de la talla de Alice Russell han pedido colaborar con ellos, el grupo más que interesado aún le puso una condición, si quería colaborar tenía que ser en vivo. De ahí nació su canción “The Camel” en el 2006.

 

La promesa de un tercer álbum sigue en pie aún no dan fecha, pero ellos afirman que terminando sus tours regresarán a trabajar en el.

 

 

 

 

 

Scott Towers, saxofonista de la banda nos comentaba sobre las composiciones del grupo:

Comments

comments